Como cuidar la piel del rostro naturalmente

Si crees que cuidar la piel de tu rostro te va a insumir mucho tiempo y sos de esas personas que necesitan métodos prácticos pero eficaces para obtener los resultados que buenas. Hoy en este artículo te explico cómo en tan solo 3 pasos, con tres procesos distintos, cada uno de ellos para cumplir una función específica te permitirán tener una piel soñada, sin tratamiento estético y por sobre todo sana.

Cuidar la piel

Tratamiento con hielo para el rostro

Este procedimiento simple ayuda a prevenir y retrasar la aparición de las arrugas no deseadas. A su vez combate los poros abiertos y es tan simple como aplicar con una tela delgada que cubra el hielo durante 10 minutos sobre las diferente regiones y zonas de la piel de la cara como: pómulos frente, mentón, por encima de los labios, en la región donde se forman las bolsas y ojeras. Se debe aplicar uniformemente en cada una de estas zonas por la mañana al levantarte previo a la hidratación de la pies y posterior al lavado de la misma.

Cepillado fácil

Este procedimiento que debe ser rutinario incluido en tus hábitos cotidianos de limpieza fácil ayuda a remover las células muertas y descamadas de la piel del rostro, libera a la misma de impurezas y ayuda a mejorar la calidad de la piel de la cara. Para esto solo necesitas conseguir un cepillo de cerdas suaves y naturales como los de nopal. Se procede a realizar movimientos suaves con una ligera presión y circulares distribuidos por todo el rostro.

Al igual que el tratamiento anterior las zonas a tratar serán: pómulos, mentón, frente, por debajo de los ojos, cerrando los mismos, los surcos naso genianos, por encima de los labios pudiendo extender este procedimiento hasta la base del cuello. Estos movimientos siempre deben tener una dirección hacia arriba y del centro hacia los lados. Se realiza durante 1 a 2 minutos al menos 1 vez por semana y tiene en cuenta que no debe realizarse en caso de que tu piel este dañada por infección, acné o se encuentre irritada.

Tratamiento astringente y tonificador

Ya nos encargamos de remover impurezas, de la prevención y retraso de aparición de arrugas así que ahora toca el turno de proceder a tonificar la piel y realizar un método astringente. Para esto debemos tener vinagre de manzana, 1 cucharada, y ½ vaso de agua. Se diluye el vinagre en el agua, revolviendo bien y enérgicamente y con un algodón o esas toallitas desmaquillantes que vienen y conseguís en cualquier farmacia, distribuir en la piel de la cara de forma homogénea. Dejas actuar por 3 minutos y luego retiras con agua tibia. Este procedimiento fácil ayuda a eliminar manchas de la piel del rostro y a tratar y combatir el acné presente.

Siempre tiene presente que hay que cuidar la piel.  Esta es la encargada de absorber el 60% de lo que coloques en la misma y pasarlo directamente al torrente sanguíneo, así que mira y elegir bien que cremas, exfoliantes y tratamientos empleas para el cuidado de la misma, ya que esto influirá en cómo se vea reflejada posteriormente la piel de tu cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*