Como cuidar nuestros riñones

Los riñones son dos órganos ubicados en el retroperitoneo, al costado de la columna vertebral. Cada riñón es encargado y de forma conjunta de filtrar la sangre para poder así eliminar a través de la orina en la acción de micción, las toxinas que el cuerpo quiere eliminar. Una incorrecta función de los riñones conlleva a un deterioro de la salud no solo de forma localizada en estos, sino repercutiendo en el resto del cuerpo. Entendiendo esto, es que es de suma importancia realizar las cosas bien a fin de que se mantengan sanos.

Cuando pensamos que algo anda mal con el riñón, o con los riñones, se presentan síntomas que se hacen evidentes para cualquiera. Dentro de los signos y síntomas de que algo anda mal con tus riñones tenemos las náuseas, vómitos y sabor metálico en la boca. Presencia de fatiga, cansancio, debilidad, disminución de la atención y concentración. Dolor en región lumbar, es decir en la espalda, hinchazón de piernas y pies por la retención de líquidos.

Si a esto a su vez le agregamos ciertos signos como orina espumosa, ganas continúas e irrefrenables de orinar, ardor al orinar, orina con presencia de sangre, es decir hematuria, sensación de pesadez en región baja del abdomen, estamos frente a una patología urinaria seguramente. Para poder arribar al diagnóstico seguro se requiere la consulta con tu médico tratante que además de realizar la historia clínica con los síntomas que vos comentes, seguramente indicara realizar un sedimento urinario, un urocultivo, ecografía renal posteriormente a llevar a cabo un exhaustivo examen físico con palpación y puño percusión de tus riñones.

El primero de estos estudios complementarios es decir, y me refiere al sedimento urinario, informa acerca de la presencia y cantidad de células formes de la orina: la cantidad de hematíes, leucocitos, bacterias, hongos  entre otros como la evaluación de la densidad con el Ph urinario y la coloración. El segundo de los estudios, el urocultivo, determina que bacteria u hongo es el hallado, la cantidad y la sensibilidad y resistencia a los fármacos. Con este resultado es con el que se puede establecer el tratamiento específico antibiótico en caso de una ITU, infección del tracto urinario, que puede ser baja o alta. La baja, llamada cistitis y la alta pielonefritis, con sus síntomas generales y específicos para cada una, siendo esta la afección más frecuente de los riñones.

También encontramos otras patologías como los cálculos renales, la insuficiencia renal, aguda y crónica, quistes renales, y cáncer renal.

Beneficios de riñones saludables

  • Ausencia de:
  1. Fatiga y cansancio
  2. Retención de líquidos
  3. Ausencia de inflamación, molestias o dolores en la espalda a nivel de la región lumbar.
  • El cerebro funciona correctamente y pueden mantener mejor la atención y concentración.
  • Podes realizar a través de los riñones una eliminación correcta de las toxinas del cuerpo.

Con el objetivo de tener tu sistema renal o aparato urinario sano y saludable es que se deben aplicar diariamente una serie de hábitos que si no los venias haciendo es buen momento para comenzar a implementarlos. Dentro de estos hábitos tenemos la ingesta de por los menos 2 litros de agua diaria, realiza actividad física al menos 3 veces por semana, controlar la presión arterial, disminuir el consumo de sal y llevar una alimentación nutritiva y sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*