¡Cuida tu inversión durante la crisis!

Durante las crisis financieras donde tu inversión o las inversiones suben y bajan, los mercados tienen un comportamiento volátil y las bolsas se van a pique; es normal tener un comportamiento emocional, donde lo más común es proteger el dinero.

Una crisis financiera a raíz de factores como: guerras, desastres naturales o epidemias, ya se han vivido en el pasado. Las respuestas han sido inmediatas y sólo los inversores inteligentes han logrado sobrevivir y mantener seguro su capital.

Sin embargo, lograr que tu inversión esté a salvo y sobrevivir a una crisis financiera, puede ser cuestión de actuar racionalmente y de seguir algunos consejos que te ayudarán a proteger el dinero invertido.

No pierdas la calma con tu inversión

Este puede ser un consejo obvio ante cualquier tipo de riesgo, pero cuando se trata de inversión puede ser difícil lograrlo.

Si tu inversión es en valor a largo plazo, debes mantener la confianza; los mercados tarde o temprano comenzarán a recuperarse y con ellos, el valor de tu inversión.

Una buena forma de entender lo que pasará con los mercados, para tomar mejores decisiones, es estudiar lo que ha ocurrido en crisis pasadas; en epidemias anteriores, cracks bursátiles, recesiones, entre otros. En cada uno de esos momentos, por más negativo que se haya visto el panorama, los mercados terminaron recuperándose eventualmente.

No es recomendable comprar o vender un negocio según los titulares del día o lo que demarcan los mercados actualmente. De hecho, las crisis económicas podrían ser un gran momento para comprar.

Ahorrar es tu mejor arma

No hay motivos para no seguir ahorrando e invirtiendo a largo plazo, con aportaciones periódicas; si la premisa es que el mercado se recuperará en cualquier momento. Se puede aprovechar además, las caídas en los precios de las cotizaciones para comprar acciones de calidad; es decir de empresas con modelos de negocios sólidos, a precio muy bajo.

Debes estudiar detalladamente cada una de las empresas; pues no es momento para apostar tu capital en negocios poco productivos o desconocidos.

Evaluar nuestro perfil de riesgo

No es recomendable re balancear la cartera y cambiar el horizonte temporal. Lo más inteligente es hacer correcciones, si no están alineados con nuestra meta inicial.

Por ejemplo, de nada vale vender todo lo que tienes ahora mismo si eres un inversor de riesgo, para invertir en otras áreas.

Sin embargo, si aún no te da tranquilidad el comportamiento del mercado y la seguridad de tu inversión. Puedes evaluarla nuevamente para saber cuál es tu disposición actual al riesgo y si te es posible, diversificar tu inversión en otros tipos de activos.

Inversión

Evita caer en la tentación del rebote

Esto se trata de las alzas temporales que hay en el mercado luego de una caída muy drástica; comprar en este punto no es estable.

También recuerda que los números en rojo de tus inversiones a largo plazo, no significarán nada hasta que no las hayas vendido; pues el verdadero beneficio lo obtendrás en el lapso estipulado.

Aunque es impredecible saber cómo se comportarán los mercados en un momento de crisis. Debes tener seguridad en tu inversión y tener también un plan de contingencia; que te ayude a recuperarte y a tomar decisiones de forma calmada y no por impulso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*