Hombre saltó a un pozo de azufre y murió por salvar a su perro,

Muchas veces en la vida nos sacrificamos por intentar ayudar a los demás, especialmente si es un ser con el que hemos compartido buenos momentos y amamos. El detalle está en cuán lejos lleguemos por alguien, incluso si pondríamos nuestra vida en riesgo para salvar a otra persona o incluso un animal, tal como fue el caso del actor Pablo Manuel Fustec, un actor francés radicado en México que, por su gran amor a sus mascotas, no dudó en ningún momento abandonar a uno de éstos, quien estaba en peligro.

Aparentemente, el actor había salido con sus tres adorables perros, cuando terriblemente uno de ellos cayó accidentalmente en un yacimiento de aguas termales de azufre, por lo que había que actuar inmediatamente o en el peor de los casos, despedirse de uno de sus amigos.

Sin duda alguna Pablo optó por lanzarse e intentar ayudarlo, un acto de plena valentía y humanidad. Sin importar que el agua estuviese hirviendo, el hombre de 32 años intentó ayudar al perro pero, lamentablemente los resultados no fueron para nada buenos. El hombre sufrió como consecuencias graves quemaduras en el 70% de su cuerpo y, fue trasladado al centro de salud más cercano. Por varios días aquel hombre había estado luchando por su vida con buena actitud y gallardía y así poder seguir compartiendo con sus mascotas, los cuales eran lo más importante para este pero, el pasado 6 de julio se dio a conocer la triste noticia de que el hombre había fallecido tras sufrir un paro cardíaco.

Qué gran acto por parte de Fustec, quien a pesar de no haber aguantado, hizo lo correcto y no puso en duda en ningún momento el hecho de salvar a su apreciada mascota. Ante todo esto, su esfuerzo no fue en vano, ya que muchas personas quedaron conmovidas en las redes sociales y le hicieron un homenaje, reconociendo y dejando en alto la labor de este gran ser humano que será recordado por muchos. «Así somos los que amamos a los animales, damos la vida por ellos», «Qué triste, Dios lo tenga en su gloria , espero que sus perritos no se queden en la calle», y «Gracias a este gran ser humano se salvó un ángel, ahora ellos cuidarán de él, gracias por tu gesto, siento tu partida«, fueron algunas palabras dedicadas en algunas plataformas, lamentando este hecho.

Despedimos a Pablo pero sabemos que siempre será recordado por aquel noble acto de amistad pura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*