Las ventajas de la pirámide financiera

Es una pirámide en la que cada parte, es una valiosa manera de ahorrar dinero, especialmente en momentos de crisis. Se le llama pirámide financiera y está compuesta de varios elementos que ayudan en la economía personal.

La pirámide está dividida en las siguientes partes:

  • Corriente
  • Ahorro
  • Financiación
  • Inversión

Cada segmento de esa estructura forma parte fundamental dentro de las finanzas personales.

Comenzando por Corriente, que agrupa el dinero que efectivo que entra a la persona. Cuando está el propósito de ahorrar, es importante saber manejar el flujo de ese ingreso. Asimismo, dentro de esta categoría están las cuentas del banco, en sus diversos tipos. Y por último, están las tarjetas de débito, estrechamente relacionadas con las cuentas bancarias, pues es de allí de donde saldrá el efectivo.

En Ahorro, se cubren los depósitos bancarios realizados y las cuentas de ahorro, pero éstas últimas tienen restricción de efectivo, el cual no puede retirarse. Últimamente, ha bajado mucho su utilización.

A la Financiación hay que ponerle extremo cuidado, debido a que agrupa a todos esos elementos que si no usan con precaución, las personas al final del día tendrán una gran morosidad que se les complicará pagar, como las tarjetas de crédito y los préstamos bancarios. Ambos, alivian bastante las cargas financieras, pero no se deben descuidar.

La cumbre es difícil

En el tope de la pirámide está la Inversión, la cual suena sencilla, pero no lo es y muy pocas personas toman el riesgo de utilizar sus recursos para otros sectores que a veces, desconocen. Se dice que solo los profesionales tienen la capacidad de realizar inversiones adecuadas.

Pero, lo cierto es que cualquier persona que desee ver crecer sus ahorros, puede hacer una inversión. Lo importante es evaluar detalladamente a dónde va a parar el dinero, de cuánto es el retorno, si vale la pena y cuáles son los beneficios inmediatos.

Como es lógico, la base de la pirámide (Corriente) debe ser sólida, porque es lo que permitirá al individuo seguir su ascenso a la cima de este triángulo financiero. Nadie ha dicho que es sencillo, como construir todo, requiere su tiempo e ir aprendiendo de los errores.

Poco a poco, el individuo será capaz de tener confianza para formarse financieramente. Ayuda bastante tener un cierto nivel de aprendizaje indagando en nuevas áreas.

Algunas recomendaciones valiosas para ir armando la pirámide financiera, son:

  • Tener sentido común y actuar de acuerdo a la lógica. Si se tienen dudas, es mejor buscar asesoría con expertos.
  • Educarse y prepararse en finanzas personales. No es indispensable estudiar en la universidad sobre economía para tener bases sobre el tema. Con que se aprenda lo básico es suficiente.
  • Hacerse preguntas de valor en el aspecto financiero, como por ejemplo, estoy ahorrando para qué, estoy cubriendo mis necesidades, estoy malgastando el dinero, etc.

Las finanzas personales funcionan mejor cuando existe un compromiso propio de luchar por mantenerse solventes económicamente, dentro de las posibilidades reales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*