Leches vegetales, una forma diferente de consumir leche

Las leches vegetales son una opción o variante para todas aquellas personas que no consumen alimentos de origen animal o bien no les gusta la leche de vaca, oveja o cabra. Existen diferentes variedades tales como: soja, avena, coco, cáñamo, almendras, avellanas y todas son muy sencillas de realizar desde la comodidad de tu hogar y en pocos pasos. Es por eso que hoy además de hablar de las propiedades y texturas de cada una de esta leches vegetales te voy a dejar la receta para que vos mismo puedas comenzar a hacerlas en tu casa. ¿te animas a hacer leches vegetales?

Leches vegetales

  • Leche de soja: la leche de soja es rica y cremosa. Se puede beber directamente tras su elaboración o utilizarla para cocinar en repostería y demás. Se debe tener cuidado porque puede cuajar en las bebidas calientes.

Receta leche de soja: Ingredientes: 750 mililitros de agua o 3 tazas, 1 taza de porotos de soja.  Preparación: poner la soja en remojo la noche anterior. A la mañana siguiente colarla y verterla en la licuadora junto al agua. Batir por dos minutos y listo. Volver a colar. Una vez realizado esto en una olla a la que agregaras 250 mililitros de agua, verter la leche de soja elaborada y hervir a fuego lento por 20 minutos, revolviendo de vez en cuando. Retirar la espuma que se forma en la superficie y listo. Par endulzar se puede emplear stevia, canela o dátiles.

leches vegetales

  • Leche de arroz: Tiene una consistencia ligera casi aguada. Con un dulzor ligero y natural, es ideal para tomar con cereales y para cocinar, pero tal vez demasiado ligera para tomar con bebidas calientes.
  • Leche de almendras: es cremosa e ideal para tomar café o en el té y también para cocinar y en repostería. Se puede hacer en casa dejando en remojo las almendras toda la noche para luego colarlas y mezclarlas. Se puede endulzar al gusto de cada uno.

Receta leche de almendras: Ingredientes: 1 taza de almendras, 1 litro de agua y 4 dátiles. Preparación: primero que nada poner las almendras en remojo entre 4 a 6 horas o bien de la noche a la mañana siguiente. Lavar y colar las almendras una vez transcurrido el tiempo. Verter las almendras en la licuadora, junto al agua y dátiles. Licuar por 2 a 3 minutos hasta lograr una preparación homogénea. Colar en tela y listo. Se puede reservar la pulpa de almendras para hacer otras recetas.

  • Leche de avellanas: es ligera y con un rico sabor a frutos secos. Queda genial en bebidas y postres livianos, pero no es apropiada para cocinar y en repostería. Muy sencilla de realizar.

Receta leche de avellanas: Ingredientes: 200 gramos de avellanas, o lo que es lo mismo 1 y ½ tazas, 1 litro de agua y 4 cucharadas de sirope de arce, opcional. Preparación: Dejar las avellanas en remojo la noche anterior. Puedes pelarlas pero no es imprescindible. Colocar una vez coladas las avellanas y el agua a la licuadora y batir por 2 minutos. Una vez obtenida la mezcla homogénea, echar el sirope y remover con ayuda de una cuchara. Guardar la leche de avellanas en una botella de vidrio en la heladera y listo.

  • Leche de coco: es suave y fresca, con un sabor y texturas delicadas, comparable con la consistencia de la leche semidescremada. Ideal para cualquier uso, especialmente buena en la combinación con cereales, en bebidas calientes y batidos.

leches vegetales

Receta leche de coco: Ingredientes: 2 tazas de coco rallado o su equivalente de 190 gramos y 4 tazas de agua caliente, o sea 1 litro. Preparación: simplemente se deben colocar ambos ingredientes en la licuadora y batir por al menos unos 2 minutos. Retirar y colar hasta escurrir bien el líquido obtenido de la preparación. Verter en una botella y llevar a la heladera para que se enfrié. La pulpa obtenida de coco se puede reservar para hacer harina de coco.

  • Leche de Cañamo: es cremosa y con un sabor algo más fuerte que el resto de las leches vegetales. Por ello no es la opción ideal para bebidas calientes, pero si para cocinar sobre todo los platos más salados.

Receta leche de cáñamo: Ingredientes: 100 gramos de semillas de cáñamo, 8 dátiles en rama, ½ cucharadita de vainilla en polvo y 1 cucharadita de aceite de coco. Preparación: remoja en agua las semillas de cáñamo entre 4 a 8 horas. Después cuélalas y lávalas. Verterlas en la licuadora junto al resto de los ingredientes y batir por 2 minutos. Pasado este tiempo colar nuevamente y listo par beber.

  • Leche de Avena: con un dulzor y una cremosidad muy naturales, es genial para cocinar pero no para la repostería, ya que puede resultar demasiado densa.

leches vegetales

Receta de leche de avena: Ingredientes: 90 gramos de avena integral en hojuelas, 2 sobres de stevia en polvo, ¼ cucharadita de canela, 1 cucharadita de esencia de vainilla, 800 mililitros de agua natural, filtrada o mineral. Preparación: primero que nada poner en remojo la avena en agua por al menos unos 30 minutos. Se puede optar por dejarla de una noche para la mañana siguiente. Una vez transcurrido el tiempo, colar y verter la avena en la licuadora junto al resto de los ingredientes. Licuar por 3 minutos y listo. Solo resta nuevamente colar para que solo que el líquido obtenido y el excedente de avena se puede emplear en otra receta diferente o bien descartar.

  • Leche de anacardo: es suave, cremosa, dulce e ideal para cocinar, en postres y para elaborar cremas. Muy sencilla de hacer en casa.

Receta leche de anacardo: Ingredientes: 1 taza de anacardos crudos y sin sal, unos 140 gramos y 3 a 4 tazas de agua, unos 750 mililitros a 1 litro, puede ser natural, filtrada o mineral. Preparación: deja en remojo los anacardos la noche anterior, o bien en agua caliente durante 30 minutos. Una vez que paso el tiempo, se lavan y cuelan, sacándoles el excedente de agua y junto a las 3 tazas de agua se vierten en la licuadora. Se licua por 2 minutos y tras obtener una preparación homogénea se endulza a gusto. Se puede guardar en la heladera de manera hermética teniendo una duración de 3 a 4 días para su consumo.

leches vegetales

¿Qué te pareció el articulo acerca de las leches vegetales?. Vos ¿Qué tipo de leche consumís habitualmente en tu plan de alimentación regular, de origen vegetal o animal?. Espero que te hayan servido las recetas y que puedas ponerlas en práctica y dejarnos tu comentario acerca de que te parecieron en cuanto a gusto, textura y cremosidad.

Espero que hagas las recetas que te deje en este articulo y que después comentes si te gustaron o no. Tiene en cuenta que si estas acostumbrado a las leches no vegetales, de origen animal, están tendrán un sabor diferente, pero solo es cuestión de acostumbrar el paladar a otros sabores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*