Papada: ejercicios para disminuir y reducir su apariencia

La papada la podemos definir como la acumulación de grasa en la zona del cuello, bajo la barbilla o bien esa piel suelta y flácida que se forma en esta zona como consecuencia de las constantes subidas y bajadas de peso.

Toda la cara y el cuello están compuestos por decenas de músculos que son los responsables de que la piel que los cubre sea más tersa, desaparezcan las arrugas y de que disminuya la cantidad de grasa localizada en esa zona. Realizando estos ejercicios que vamos a ver a continuación lograremos tonificar el cuello y de esta forma reducir la papada. En este artículo hablaremos entonces de los ejercicios que te permitan disminuir la apariencia de esta papada, que molesta a la mayoría de las personas que la presentan. Además es importante tener presente que la papada puede ser el desencadenante además del paso de los años, de una alimentación inadecuada y una vida excesivamente sedentaria.

Ejercicios para disminuir y reducir la papada

Ejercicio 1: Cierra la boca, mueve la lengua en círculos y con ella trata de tocar el paladar superior e inferior. Realiza de diez a quince repeticiones, tres veces al día, todos los días.

Ejercicio 2: Di las vocales de forma exagerada, de modo que la boca te quede lo más abierta posible y tratando de mantenerla así unos segundos Repite este ejercicio unas cinco veces seguidas, como mínimo dos veces al día.

papada

Ejercicio 3: a este ejercicio lo podríamos llamar “besando” el techo. Consiste en ponerse de pie y dejar los brazos colgando por completo. En esta posición, se extenderá el cuello (tirando la cabeza hacia atrás, mirando el techo). Frunce los labios, como si intentáramos besar el techo, procurando extender los labios lo máximo posible, mientras percibimos el endurecimiento de los músculos del cuello y la barbilla. Repítelo unas cuantas veces al día.

Ejercicio 4: Este ejercicio lo podes hacer tanto sentado como de pie. Saca tu labio inferior tan lejos como sea posible (mientras haces el gesto de puchero y contraes el cuello). Luego, contrayendo los músculos del cuello, flexiona la cabeza, llevando la barbilla contra el pecho. Haz este ejercicio sin arquear la espalda o alzar los hombros. Al terminar, vuelve a la posición inicial y haz alrededor de veinte repeticiones al día.

Ejercicio 5: Este ejercicio consiste en masticar chicle, preferentemente sin azúcar, para no dañar tus dientes. Esto ayudara a que los músculos de tu cara y del cuello trabajen constantemente.

papada

Sumado a estos ejercicios es de suma importancia que mantengas la piel de la zona hidratada. Esto es tan simple y se logra aplicando crema hidratante todos los días en la zona en la que queremos combatir la papada. Además debemos tener en cuenta nuestra alimentación. Las frutas y verduras son alimentos que siempre deben estar presentes en nuestra dieta, ya que son antioxidantes naturales que te ayudaran a lucir una piel más firme.

Espero que te hayan servido estos ejercicios para aumentar la tonificación de la piel que recubre a los músculos de cara y cuello y que en caso que presentes papada así la puedas atenuar y reducir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*