Peeling y ácidos para mejorar el aspecto de la piel

Hoy hablaremos de como mejorar la piel de nuestro rostro con diversos ácidos y el típico peeling, que mejora el aspecto de la piel.

Peeling

El peeling es un tratamiento estético del rostro y cuello que se recomienda realizar en épocas en las que se esta menos expuesto a la radiación solar. Es por ello que siempre bajo la mano de un profesional en el tema, este tipo de tratamientos estéticos no invasivos se realizan en otoño e invierno. Los peelings pueden dividirse teniendo en cuenta las capas de la piel en diferentes tipos.

El peeling que se realizan a nivel de la epidermis, pueden ser cosméticos, superficiales suaves, o superficiales moderados. A nivel de la dermis, pueden subdividirse en de profundidad media o profunda.

Tipos de ácidos empleados en la piel

Los ácidos Alfahidroxiacidos (AHA), son de tipo hidrosolubles, tienen acción exfoliante y renovadora de la capa más superficial de la piel. Se caracterizan por suavizar la piel áspera, eliminar irregularidades en el tono e iluminar la misma. Mejoran la apariencia de las arrugas causadas por la luz solar, además de estimular la síntesis de colágeno de las capas más profundas y ser potenciadores de  lo que aplicamos después. Dentro de estos encontramos, al ácido láctico, glicolico, cítrico, tartárico, mandelico y malico.

peeling

Los ácidos betahidroxiacidos, son de tipo liposolubles. Ayudan a la exfoliación más profunda que los AHA, con una acción renovadora y queratolitica. Es indicado en pieles grasas con tendencia a padecer acné, siendo bueno en la limpieza de los poros, eliminando comedones, granitos e imperfecciones. Dentro de estos tenemos el ácido salicílico.

Los ácidos polihidroxiacidos, son de tipo liposolubles. Actúan como exfoliante y renovadores de forma muy suave y paulatina, muy hidratantes, con menor irritación, sin aumentar la sensibilidad al sol. Dentro de estos tenemos al ácido lactobionico, maltobionico, gluconolactona.

  • Ácido glicolico: Es un exfoliante de la piel, que ayuda a reducir las arrugas, la hiperpigmentacion y manchas oscuras presentes en esta. Equilibra a su vez la tonalidad de la piel y se caracteriza porque sirve para todo tipo de pieles, siendo ideal para pieles con manchas y arrugas finas.
  • Ácido salicílico: es un exfoliante de la piel, que limpia los poros, equilibra el sebo y estimula la formación de colágeno y elastina. Se caracteriza por ser recomendada para pieles grasas y propensas al acné.
  • Ácido hialuronico sirve para mantener la hidratación de la piel, además de suavizar la piel y actuar como efecto de relleno. Se emplea en todo tipo de pieles, siendo ideal para pieles deshidratadas. Es a la vez, una opción oil-free para pieles con tendencia grasa.
  • Ácido ascórbico: este acido se caracteriza por contener vitamina C pura. Actúa como antiinflmatorio. Repara daños solares, estimula el colágeno y equilibra el tono de la piel. Se emplea en todo tipo de pieles.
  • Ácido cítrico: se caracteriza porque acelera la renovación celular y equilibra el ph de la piel. Se emplea en pieles hiperpigmentadas con manchas profundas.

peeling

  • Ácido ferulico: es un antioxidante de origen vegetal, que aumenta la protección de la piel y previene contra radicales libres, protegiendo al mismo tiempo el colágeno de la misma. Sirve además para todo tipo de piel.
  • Ácido láctico: acelera la renovación celular, incrementa el grosor de la piel y limpia y purifica la piel. Si bien se emplea en todo tipo de pieles, es especial en pieles con marcas de acné.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*