¿Por qué hay que invertir en arte?

Más allá de significar una bonita forma de expresión con sus cuadros, pinturas y esculturas, el arte tiene una bondad que quizás muchos desconocen o pasan por alto. Y es la de que representa una robusta forma de poder proteger los activos en un mundo donde el ahorro tradicional está perdiendo rentabilidad, sobre todo en tiempos de recesión económica como la que se presenta en el mundo actual por la pandemia del Coronavirus.

arte

Amén de ello, el mercado de las expresiones artísticas ha visto un crecimiento del 13% anual desde el 2000. Esto porque los inversores se han interesado por sumar más conocimientos en este rubro para poder adentrarse en él y sacarle provecho económico e incluso, tener más facilidades al momento de cumplir con los impuestos.

Y es que el mundo del arte da la posibilidad de encontrar un modelo de inversión distinto al tradicional, donde las empresas siempre buscan algún beneficio a parte. La solidez en invertir en arte radica en que se adquieren piezas que con el tiempo aumentan su valor.

Pero no se trata de invertir por invertir. El arte, al igual que el sector bursátil, también puede hacer que la inversión se pierda.

Por eso es que se debe hacer de una manera adecuada. Hay que contar con conocimientos previos y análisis para procurar conseguir una obra que más adelante crezca en valor y así multiplicar en ganancias la cantidad que se invirtió al momento de comprarla.

arte

Pero ¿Cómo invertir en él?

Al igual que el oro, el arte funge como un activo refugio que con el pasar del tiempo se revaloriza. De allí la importancia en prepararse y sumar conocimientos de causa para invertir adecuadamente.

Se recomienda que la inversión apunte al arte clásico, porque en este por lo general los precios son más estables y crecen con cierta frecuencia; El arte contemporáneo por su parte, si bien puede traer múltiples beneficios, también cuenta con un nivel importante de riesgo que asumir.

En el mundo del arte la persona se topa con esculturas, fotografías, pinturas, entre otras formas de expresión. Ante la disyuntiva de en dónde invertir; lo mejor es hacerlo en el área en la que la persona cuente con más conocimientos para poder invertir con propiedad. Sin embargo, si no se cuenta con ellos, lo más viable es hacerlo en la pintura. Tiene amplia tradición y presenta más alternativas.

arte

La pintura clásica siempre será lo más recomendable a la hora de invertir. También en los autores que tienen un reconocimiento notorio. Sin embargo; también es cierto que apostar por autores que recién empiezan a aparecer en el escenario (los llamados autores emergentes); también puede ser una apuesta ganadora y con muchos dividendos.

¿Dónde invertir? No es tan difícil. Para ello, las personas pueden acudir a subastas, galerías de arte y/o ferias de arte. Incluso con las galerías de arte tienes la posibilidad; de visitarlas físicamente o de manera online para aprender un poco más de las obras y recibir asesoramiento de personas con cierto recorrido en el campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*